En Aberdeen, Escocia, Tim Hofer se paró frente a una línea de producción que producía miles de respiradores 3M N95. La planta estaba funcionando las 24 horas en respuesta al brote de coronavirus, y la consiguiente demanda global de respiradores. "Sabemos lo que tenemos que hacer, sabemos que debemos mantener nuestros números altos, sabemos que debemos mantenernos a salvo, y tenemos que ofrecer una gran calidad, " dijo Tim, un operario de máquina en Aberdeen. "Y para eso hemos venido aquí. "

Al igual que Tim, los empleados de 3M en los Estados Unidos, Asia, Europa y América Latina estaban en primera línea manteniendo operaciones y produciendo los suministros necesarios para ayudar a otros a tratar y ayudar a proteger a las personas ante el brote. La compañía ha donado equipos de protección personal y suministros médicos, incluidos respiradores, mascarillas quirúrgicas y desinfectante para manos, en áreas afectadas en China, y continúa trabajando con socios de ayuda humanitaria como Direct Relief y MAP International.

Facility Executive planteó varias preguntas recientemente a Zach Doebler, ingeniero de aplicaciones senior de 3M, para analizar qué equipos de gestión de instalaciones pueden abordar en sus protocolos de limpieza para ayudar a prevenir la propagación de Coronavirus y otros tipos de virus.

Más información

Utilizamos cookies en nuestro sitio web. Unas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar este lugar y la experiencia del usuario (cookies de seguimiento). Puede decidir si desea permitir o no cookies. Tenga en cuenta que si las rechaza, es posible que no pueda utilizar todas las funcionalidades del sitio.