El próximo mes de noviembre tendrá lugar, en Fira de Barcelona, el congreso anual SmartCity Expo World Congress.

La ACFM, como organización transversal, intenta explicar, entre otros, como (bajo el paraguas del Facility Management) convergen muchas disciplinas que, de manera integrada, combinan el análisis permanente mediante herramientas TIC, la aplicación de modelos de gestión que establecen elementos estratégicos y la optimización de los procesos y servicios, que hacen del Facility Management un generador auténtico de valor.

Pues bien, actualmente hay un paraguas aún mayor que engloba bajo el concepto SmartCity, todos aquellos actores que pueden crear un valor añadido a la ciudad y al ciudadano, cualquiera que sea su naturaleza.

El objetivo de estos proyectos globales, integrando las diferentes herramientas TIC y actores que confluyen, radica en potenciar de manera muy marcada la movilidad y el acceso a la información del ciudadano, con el mínimo esfuerzo posible, y el máximo rendimiento económico y de tiempo.

En estas apuestas de ciudad, mayoritariamente encontramos el perfil del ingeniero y el arquitecto, de todas las ramas tan industriales, de edificación, como de telecomunicaciones e informática. Por esta razón, el conocimiento y la participación del Facility Manager en la acometida de servicios en el espacio público, en la gestión eficiente de sus instalaciones, en la gestión de los grandes edificios de la ciudad, y la capacidad de atarlo y explotar las sinergias con las diferentes líneas de crecimiento marcadas por las Administraciones Públicas, ha de ser un actor principal.

Este crecimiento de servicios a prestar al ciudadano, precisa gestionar las facilities asociadas, y teniendo en cuenta que las empresas ya cuentan con figuras especializadas en gestionar estas áreas, las Administraciones Públicas no tienen (en general) este perfil bastante maduro. Por lo tanto, creemos que difícilmente se podrá obtener los beneficios esperados a medio o largo plazo, los proyectos millonarios de Smartcities en las ciudades, si no se puede asegurar una gestión profesionalizada que facilite, agilice u optimice la gestión de las facilities, que son finalmente, las que percibe el ciudadano, ... "pagar menos por el servicio de recogida de basura para que los contenedores son ahora inteligentes y adaptan la ruta del camión, no sentir los olores de los contenedores demasiado llenos, y quién asegurará si será un servicio viable para que pueda contar siempre".

Entre los miles de frases épicas que se han publicado en torno a las siglas de las Smartcities, todas coinciden en un concepto, GESTIÓN, y este es el Leitmotiv que caracteriza los Facility Managers desde siempre.

 

Alexandre Santacana

Área Relaciones

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.